Verano bilingüe en familia

El verano está muy lindo y el sol está acompañándonos de una manera muy generosa.

En estos días he estado buscando juegos con agua para poder realizar con mis hijos y me gustaría compartirlas contigo porque sé que te serán muy útiles.

Pautas al momento de realizar los juegos

Sobre todo ahora que los chicos están de vacaciones podemos (me incluyo) crear momentos en los cuales compartamos alguna actividad con nuestros hijos como estos juegos. Un momento donde juguemos sin dejarnos interrumpir por el celular u otro tipo de distractores . Se trata de disfrutar un momento exclusivo con tu hijo. 

Da las reglas del juego antes de empezar con la actividad en pocas palabras las cosas que puede hacer o en donde va a jugar para evitar que rompa algo, que manche algo o incluso que se pueda herir.

Momentos para desarrollar el lenguaje

Estos juegos son otra oportunidad de conectar en español de una manera divertida con tu hijo.

Así aprovechamos que nuestros hijos usen el idioma. Si tu hijo te contesta en alemán comienza en estos momentos por usar frases como   ¿quieres hacer hielo o jugar con los globos?

Cuando usas la pregunta que ofrece dos respuestas,  le estás dando a tu hijo las herramientas y el espacio para que se comunique contigo en español. De esta manera se empieza a sentir cómodo con el idioma y lo va  usando poco a poco.

Si tu canal de comunicación con tu hijo es en español aprovecha para aumentar el vocabulario con palabras como congelar, hielo, o reventar. En este caso puedes usar  oraciones que den como respuesta una idea propia del niño como ¿qué hacemos con el globo? Este tipo de oraciones tiene un nivel de dificultad mayor ya que el niño debe dar respuestas completas y no solo palabras.

Este tipo de oraciones las puedes usar si es que tu hijo siempre te responde  en español en casa para un niño que todavía usa el alemán para expresar lo que no sabe en español le podría resulltar díficil o podría frustrarse.

Te recomiendo que según como observes las reacciones de tu hijo al diálogo vayas cambiando el tipo de preguntas que hagas.  Me parece mejor empezar lento pero seguro.

Si te interesa leer al respecto puedes hacerlo en el libro de Elke Montanari – Crecer en una familia bilingue. Ella brinda en su libro diferentes ejemplos de como animar al niño a cambiar de idioma.

español en casaJugando con hielo

Se trata de congelar globos con hielo y luego meterlos a la piscinita. Con este juego los chicos han estado felices.

Primero deben decidir los colores de los globos y luego el tamaño que deben de tener al llenarlos de agua. Tu hijo te puede ir diciendo si los quiere grandes, medianos o pequeños. Mis hijos los iban llenando y decidiendo también la cantidad. En esta parte mira el espacio que tengas en el congelador para poner los globos.

Luego deben ponerlos al congelador y al día siguiente tienen globos con hielo para jugar. Ellos deciden si se queda el hielo en el globo o si sacan la bola de hielo. En este caso ya el juego es libre. 

Témperas congeladas

Este juego me pareció muy fácil de hacer ya que se congela básicamente témperas con un poco de agua en el congelador. La idea la encontré en la página de a mi peque con amor.

Si pones colores primarios podrán ellos mismos mezclarlos y dar lugar a nuevas combinaciones y reforzar nuevamente este vocabulario. Nos dio para un buen momento de juego y conversación.

Ha resultado super divertido y al final los chicos han terminado todos pintados jejejeje…

Espero que todas estas ideas te sean útiles para fortalecer el bilingüismo en casa. 

Si te interesa que tu hijo participe en este tipo de actividades lúdicas donde puede desarrollar el español entra aquí para que veas la información completa de los talleres que ofrezco en septiembre.

¡Qué pases unas lindas vacaciones! Nos vemos en Septiembre, voy a descansar un poco del mundo online y me voy a jugar con mis hijos 🙂

Deja un comentario

Los campos marcados con * son requeridos.

Tu privacidad es importante para mi: Al enviar el comentario, este aparecerá en la página de forma indefinida. Puedes contactarme en cualquier momento si cambias de idea y quieres editar o eliminar tu comentario.

Tu e-mail y tu ip se almacenan internamente para prevenir el spam y en caso de ser preciso contactarte en relación a tu comentario, pero no se mostrarán.

Tus datos no serán cedidos ni usados para otro fin sin tu consentimiento salvo que exista una obligación legal.

Puedes leer más en nuestra política de privacidad